Miedo al dentista

Llorar al legar al consultorio, esconderse atrás de mamá, hacer toda clase de pataletas y berrinches para impedir que el dentista lo examine, enfermarse antes de la consulta, son ejemplos de situaciones de miedo al dentista que se presentan en los niños.

Si los adultos sienten temor ante el dentista, que podríamos decir de los niños, ellos aparte del temor que sienten también miedo por no ser capaces de controlarlo, haciendo de la visita el dentista toda una odisea.

El miedo al dentista se debe a que gran parte de los procesos dentales son de carácter invasivo, además entra a tallar el miedo a lo desconocido por que no sabemos lo que esta haciendo el dentista. Este miedo se incrementa cuando el paciente es nervioso y en su primera visita al dentista tuvo una mala experiencia.

En la primera sesión con el dentista se examinarán cada uno de los dientes y muelas del niño, revisando el color, la tonalidad, la dureza, si presenta manchas, si presenta caries o algún problema; en algunas ocasiones necesitara tomar rayos x, hacer buena limpieza, un tratamiento, etc., dependiendo del diagnóstico que dé el dentista.

El mayor problema se presenta cuando el niño debe ser sometido a procesos dentales largos o traumáticos, como por ejemplo los tratamientos de las raíces de los dientes o las extracciones. Al tener miedo, el niño puede presentar cambios fisiológicos como taquicardia, sudoración, respiración agitada o simplemente caer en el llanto incontrolable.

La mejor forma de no generar el miedo al dentista es la prevención, para lo cual será necesario llevar al dentista al pequeño desde que le salen los primeros dientes, de esta forma se familiarizará con el ambiente del consultorio y el dentista.

Mantener una higiene dental adecuada, siendo necesario el cepillado de los dientes luego de cada comida y sobretodo por la noche antes de dormir.

Enseñar al niño a usar el hilo dental.

Las consultas deben ser periódicas, porque además de familiarizar al niño con el ambiente y el médico se mantendrá en vigilancia la salud dental del pequeño, evitando que presente caries y picaduras que requerirán de curaciones e inclusive la extracción del diente. Y en caso de presentar algún problema de caries, será tan fácil de resolver que el pequeño no sentirá mayor molestia.

Actualmente se esta utilizando en pacientes ansiosos y temerosos la sedación conciente, que es un tipo de sedación que mantiene al paciente despierto. Se utiliza el óxido nitroso, un gas usado con oxígeno que tiene la propiedad de relajar al paciente, manteniéndolo en un estado de letargo disminuyendo la velocidad de sus estímulos, siendo ideal para tratamientos dentales largos o contar con una enfermedad dental severa, mucho miedo, personas con discapacidad física, etc.

La sedación conciente que mantiene al paciente despierto, durante su efecto no sentirá dolor propio de la curación, despertará rápidamente sin reacciones adversas y luego de su efecto no recordará el proceso dental por el cual pasó.

Recomendaciones para reducir el miedo al dentista

  • Cuando usted tenga que ser atendido por el dentista en una sesión corta, lleve al niño para que lo acompañe, él podrá ver que usted no se asusta ni se queja, lo cual demostrará que no es algo malo; por su parte, el dentista puede ir relatando en lenguaje fácil qué es lo que está haciendo, evitando palabras como hincar, cortar, sangrar, etc., y todo lo que pueda producir temor.
  • No hacer comentarios negativos del dentista delante de su niño ya que seguro lo escucharán y lo interiorizarán.
  • Antes de la primera consulta, lleve al niño al niño al consultorio para que vaya conociendo el ambiente y el instrumental que esta a la vista: sobre todo elija un dentista especialista en niños.
  • No se debe prometer al niño que no le va a doler, es mejor no decirle nada con anticipación, ya en el consultorio se le puede decir que va a doler un poquito pero que pasará pronto.
  • Transmitir al niño confianza y seguridad en todo momento, si fuera necesario en vez que el niño se recueste en el sillón del dentista usted puede cargarlo sobre su regazo en esta primera experiencia.
  • De ninguna manera utilice la ida al dentista como castigo o amenaza.
| |

.

Comentarios de los lectores

4 comentarios para “Miedo al dentista”

  1. on 18 Jul 2011 at 11:19monica

    Hola ,mi caso es el siguiente:Tengo una niña de 6 años ,y tuvo una mala experiencia con su dentista.La primera vez no sabia donde iba y muy bien,pero
    cuando la pincharon , no podian con ella,me tuve que ir con el empaste a mitad ,porque la dentista dijo que no podia con ella,ahora la tengo que volver a llevar a quitarle una paleta,ya que el diente que le viene empujando le ha roto por detras,y su dentista me dice que ella no la puede atender porque va hacer imposible,por favor me gustaria que me ayudaran ,ya que el temor de mi hija son la agujas y ya no le vale el decirle que cierre los ojos porque ya saben lo que le van hacer.por favor contesteme lo antes posibles.gracias

  2. on 01 Ago 2013 at 22:36gime

    bueno, ami el sábado me sacaran 2 otra vez y la vedad la primera vez que me sacaron 2 dientes llore demasiado y ahora esoty algo nerviosa que me vuelvan a sacar dientes . ¿ que hago para no estar tan nerviosa?

  3. on 17 Oct 2013 at 21:44sergio reyes garduno

    mi hija tiene cinco anos y desde los tres anos la llevo al dentista pero ahora la an anestesiaron y tiene mucho miedo para volver al dentista y pues si tecesita urgente atencion que hago para que se deje por favor quiero una respuesta rapida por que manana tiene cita.

  4. on 11 Oct 2014 at 00:51Belén

    El óxido nitroso es un hipnótico y sugiero tener cuidado en su uso porque puede causar efectos secundarios.

Escribe un comentario

Si tienes una consulta y quieres obtener respuestas. Puedes utilizar la sección Consultas o el foro de Saludisima.